viernes, 30 de octubre de 2009

Bendita agua


El Obispo de Aysén en su carta pastoral dice que el agua es de Dios. Los que tenemos fé sin ninguna duda, pensamos que el agua es un elemento que Dios puso en el mundo a disposición de su creación favorita y casi perfecta, el hombre, que segun nos han enseñado fue hecho " a su imagen y semejanza". Los agnósticos dirán que el agua es un elemento más de la naturaleza. Yo no quiero profundizar en el tema, porque entraría a cuestionar el porqué si el agua es de Dios existen las sequías en Africa y otros lugares del mundo, que traen tantos dolores a los seres humanos que habitan esos lugares y como vivo a orillas del segundo lago más grande Amèrica, es que les quiero mostrar esta foto y contarles del porqué se produce ese cambio de colores, de un verde esmeralda a un azúl profundo. Esto sucede en el sector llamado "El Julepe" y este misterioso cambio de color tiene una explicación lógica y sencilla. Sucede que ese sector es el de menos profundidad de todo el lago que en general sobrepasa los 300 metros y en la parte más profunda ( Cabo Negro frente a Puerto Cristal) tiene una profundidad de más de 500 metros, pero aquí en el Julepe, apenas tiene doce metros de profundidad y entre sus afluentes tiene al Río Ibáñez que arrastra una considerable cantidad de sedimentación, la que incluso ha embancado el puerto en la localidad de Puerto Ingeniero Ibañez.Esta sedimentacion y la baja profundidad, son las causantes de que en ese sector el agua se vea de color verde esmeralda y al llegar a una zona mas profunda ,seguramente un abismo submarino, se produce automaticamente el cambio de color.
Quise contarles esto como otro secreto de nuestra amada Patagonia.