sábado, 12 de marzo de 2011

Prevención

Ayer estuvimos pendiente, además de la situación de Japón, de la posibilidad de un maremoto en Chile y en las costas de Amèrica. Felizmente, despuès de cincuenta años del terremoto del 60, se tienen instrumentos que pueden predecir el comportamiento del mar después de un terremoto originado en la profundidad del mismo. En Chile se tomaron todas las medidas que debieron tomarse, se ordenó a las personas para retirarse a zonas seguras y así evitamos cualquier tragedia. Sin embargo, al tenor de declariones de algunos diputados de oposición, esto fue un showw, e incluso el Diputado Espinoza dice que fue un reality y mucha gente parece compartir con él esa opinión. Me gustaría recordarles a quienes leen este blog que en el año 1960, hubo más muertos en Hawai y Japón que en Chile, y esas muertes ocurrieron a raíz del maremoto que se ocasionó en Chile y que llegó a las costas de esos países, casi más de 24 horas después. Ayer, en las largas horas de transmisión, hice caso omiso a los periodistas, y me dediqué a escuchar a los científicos que durante todo el día explicaban el fenómeno que se podría producir. Me parece increíble la poca capacidad de analsis que tienen mis compatriotas y pienso que muchos estaban deseando que nada pasara para poder criticar al Gobierno, que casualmente ayer cumplía un año. Pero las cosas pasaron, hubo problemas en caletas y bahías y si bien es cierto no pasó nada en Iquique, Arica o Valparaíso, creo que este fue un tremendo ejercicio de preparación para los chilenos. Ningún fenómeno de la naturaleza es predecible, no podemos saber si la lluvia que cae será breve, si la nieve es solo una nevazón común, si la tormenta durará pocos minutos, si el desborde de un río solo arrasará con algunos árboles, pero si podemos estar preparados para cualquier evento y no tener que lamentar la pérdida de vidas humanas y de nuestros bienes como en el terremoto de febrero del 2010 cuando la Presidente de Chile y sus autoridades le aseguraron a la población de que no existía peligro de tsunami, lisa y llanamente porque no tenían información, porque no se comunicaron con los organismos internacionales y por tantas otras causas. Me parece bien lo obrado ayer y felicito a las autoridades por las medidas tomadas.