jueves, 12 de julio de 2007

Historia de mi tierra


Para los que creen que han llegado a la región de Aisén y descubrieron la pólvora, les invito a revisar esta propaganda. Fue la primera fábrica de Aisén y estaba ubicada en Mallín Grande, por allá por la medianería de los años 30. Su propietario, don Pascual Giorgia, era un descendiente de italianos que creía en la empresa privada. En las magníficas tierra de Mallín Grande, cultivaba la cebada y fabricaba la cereveza con las cristalinas y limpias aguas de la zona. Su producción la vendía en las cercanías y la "exportaba " a la Patagonia Argentina. Sacaba muchos pilcheros con cerveza, atravezaba el temido Paso de Las Llaves y vendía su producción. Cuentan los viejos pobladores que esta cerveza era exquisita. Como ven, en Aisén, muchos y hace mucho tiempo tuvieron ideas innovadoras. Hoy, los pusilánimes no se atreven a emprender un negocio si no están avalados por el Estado. Un ejemplo de la fortaleza y el tesón de nuestros primeros pobladores.