domingo, 21 de octubre de 2007

Buscando balas

Ayer viaje junto a mi marido hasta Mallín Grande en la búsqueda de unas balas que supuestamente pertenecieron a los bandidos norteamericanos Butch Cassidy y Sundance Kid. El tema me apasiona y hace más de quince años que ando investigando. Hace muchos años unos pobladores me contaron que cuando eran niños encontraron en el campo de su padre en Mallín Grande una caja de balas y una especie de plato de fierro escondido o enterrado bajo un coigüe "huacho" o solitario en una meseta. Hace poco tiempo atrás los familiares de esos pobladores me mandaron aviso de que uno de sus nietos había encontrado once balas sueltas en el mismo lugar, solo que enterradas a más de un metro de profundidad. Del primer hallazgo han pasado más de setenta años. El tema es increible. Me traje cuatro balas y las llevaré a Cholila a un simposio sobre los bandidos. Antes las haré analizar por un armero para determinar su calibre, su origen y la cantidad de años que tienen. Están completas, enmohecidas pero completas, no percutadas. Los niños que las encontraron por allá por la década del 30 hoy son mayores de 80 años . Para mí fue un gran día el pasado en Mallín Grande. Después nos fuimos a almorzar a Puerto Guadal.Lo hicimos en un pequeño y acogedor restaurat llamado "Chelenco". Se los recomiendo si andan por esos lados. Comida muy rica, grato ambiente, cálida atención y precio razonable. Después de almorzar fuimos a la laguna La Manga, un lugar cercano a Guadal y muy bonito. Recorrer ese camino vale la pena. ya les mostraré imágenes. Por ahora, éstas del camino en la búsqueda de las balas. Estos viajes me encantan. Converso con los pobladores, escucho sus historias, disfruto de la compañía de mi marido y disfruto de una naturaleza que nunca deja de sorprenderme. Quise pasar a tomar fotos a Los Maquis. No pude, está todo alambrado y no se puede pasar . Cada día se están alambrando más lugares de gran belleza y más temprano que tarde solo podremos apreciar la belleza de Aisén desde los caminos.



Apenas se divisa la meseta, pero me encantó este arbol y por eso se los regalo en imagen



Llegando al lugar



Camino en la búsqueda de las balas