viernes, 8 de junio de 2007

Arboles, Agua y Oro


Ayer les hablé de mi preocupación por los bosques de Aisen y sobre las centrales hidroeléctricas de los ríos Baker y Pascua. Hoy vuelvo al tema. La verdad sea dicha en Aisén pagamos la energía más cara de Chile, creo que vamos en segundo lugar después de Antofagasta. Dicen que la luz en Aisen es más cara que en Nueva York ¿parece increíble verdad?. La pelea está concentrada en no permitir la instalación de centrales en la región, pelea perdida por supuesto. Esto no es Alumisa, esto es una necesidad energética de Chile y acá se concentran los recursos hídricos que permitirían solventar la crisis. Sin embargo HidroAysén es una empresa generadora y no una empresa transportadora y si se instalan "se la van a llevar pelada". Yo creo que la pelea debe ser conseguir que nos subsidien la energía. Ayer les hablaba de que eramos 25.000 o 30.000 hogares en toda la región. Bueno, que esos hogares transformen sus sistemas de calefacción y combustión a sistemas eléctricos y que HidroAysén subsidie eso. Ganaríamos en no seguir dañando el bosque, ganaríamos en tener una energía limpia y no contaminante y a lo mejor ganaríamos en la instalación de nuevas empresas en la región, empresas que deben instalarse con fuertes controles medioambientales. Sé que nuestro país tiene su lado flaco en esto de la fiscalización medioambiental, basta ver las noticias de hoy de lo que pasó en el Maule con la celulosa y la muerte de miles de peces. La explicación que dieron las autoridades ambientales de la zona fue de RIPLEY: ¡somos tres funcionarios y no podemos abarcar toda la zona!. Ojalá eso no suceda en Aisén y que cada uno de los ciudadanos se convierta en un fiscalizador. Nosotros en Chile Chico tenemos una mina de oro, muy cerca del pueblo, una empresa que da trabajo y ha traído progreso económico a muchos hogares de la zona. He preguntado por los procesos y me han dicho que la lixiviación no la hacen con cianuro ¿será posible creerles?. En todo caso un amigo ingeniero de minas me contaba que en la minería moderna, el cianuro lo reutilizan muchas veces y lo terminan degradando con cloro en donde pierde su alto poder tóxico. No soy experta, pero les puedo asegurar que desde hace varios años convivimos con la minería sin mayores problemas. En todo caso la Compañía Internacional que maneja este yacimiento es una de las más premiada a nivel mundial por su cuidado al medio ambiente. Claro que Santo Tomás dijo ¡Ver para creer! y ya veremos que queda cuando la mina se termine.La foto que les muestro corresponde al túnel de la mina de Laguna Verde