jueves, 7 de junio de 2007

Meditando el tema


El tema de quemar el bosque me interesa, y mucho. Si bien es cierto que la construcción de las centrales va a inundar una buena parte de nuestro territorio, creo que todos los mecanismos de las leyes del medio ambiente podemos hacer lo menos traumática posible estas contrucciones. Es difícil, lo sé, pero a lo que voy es que esto se hará una sola vez y que en cincuenta o cien años más esos espejos de agua estarán ahí y no habrán dañado otros sectores. En cambio con el uso de la leña, cada día le hacemos más daño al bosque. Existen planes de manejo en estos, pero creo que todos miramos para el lado cuando vemos que la leña que traen los camiones vienen hasta con las hojitas de los árboles. No es leña muerta, al menos no son árboles que mueren de viejos, sino que son árboles que se talan en primavera para ser vendidos a principios de otoño. Aparte de contaminar con las especies húmedas el daño es irreversible. Ya les dije, un árbol por familia al mes ( cuatro o cinco metros cúbicos de leña), 25.000 árboles mensuales. Si una hectárea mantiene un promedio de 600 a 700 árboles es fácil sacar la cuenta ¿verdad?. El tema me preocupa y es por eso que lo comparto.