sábado, 21 de julio de 2007

Postales de mi tierra

Quiero explicarles que en un ataque inusitado de "envidia", quise imitar a nuestros guanacos voladores y cámara en ristre salí a buscar en las cercanías de mi pueblo las mejores fotos para ustedes. Lo lamento, no lo conseguí. Como los guanacos vuelan, y además tienen la oportunidad de hablar con sus congéneres y con toda la fauna y deben recibir de ellos los datos de las maravillosas postales que nos entregan, es posible que tengan más opciones de tomar bellas fotos. De todos modos decidi con humildad ofrecerles estas imágenes captadas el día de hoy. Decididamente necesito otra lección de patagonialink para colgar las fotos o un buen consejo de los guanacos voladores.
El Lago vestido de plata en el atardecer
El Chelenco

El camino hacia el lago



Sigue la majestuosidad de la montaña



Camino al sector de Laguna Jeinimene, radiantes colores de un día invernal